FREDDIE MERCURY Y “SU YOKO ONO”

Anuncios

Paul Prenter trabajaba en una radio de Belfast. Ponía  discos de soul y oldies por las noches. En 1975 conoció a Freddie Mercury. Las circunstancias del primer encuentro son difusas.

Hay quienes aseguran que se conocieron en un bar, en una de las habituales incursiones nocturnas de Freddie; mientras que otros sostienen que primero se convirtió en asistente del manager de la banda y que así, trabajando, y con fortuna y buen tiento,  se produjo el primer acercamiento.

Life on Two Legs
  • Sheffield, Norman J. (Author)

Poco importa. Porque con el tiempo Prenter iba a ir ganando un lugar decisivo  en la vida de Mercury. Fue su amante, su asistente personal y hasta se convirtió en su  manager.

Ambos tenían casi la misma talla, parecido bigote y actitud desafiante. Prenter era más castaño y con los años el deterioro del tiempo  le produjo más daños a él que al propio  Freddie.

Brian May siempre ha culpado a  Prenter de las malas decisiones del grupo a principios de los ochenta. No es extraño, entonces, que la película centre todos los males de la banda en su persona , dado el papel fundamental de Brian May en ella.

Para seguir leyendo, hazte Suscriptor

Date de alta ahora y disfruta de todos los artículos en exclusiva de Plásticos y Decibelios.
¿Ya eres Suscriptor? Iniciar sesión .
s

1 comentario
  1. Julio dice

    Mercury al. Igual que Bowie tienen mi admiración absoluta por haber fabricado sueños hasta el final de sus días.

    Cualquiera con gripe en cama no tiene fuerzas para nada y ellos moribundos se sacudieron grandes discos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

<-- THE MONEYTIZER - SKIN -->