FREDDIE MERCURY: ULTIMA REVELACIONES

FREDDIE MERCURY: ULTIMA REVELACIONESEn realidad, las últimas tres semanas  de Freddie Mercury fueron una pesadilla y la gran tragedia para “la familia” del cantante. Freddie dejó de tomar el famoso medicamento AZT para el Sida . Sólo quería calmantes y morfina.

No podía levantarse de la cama y le tenían que cambiar cada tres horas su ropa interior. Uno de los últimos caprichos de Freddy  era poder ver los cuadros que había pintado. Sobre todo, uno de Hendrix, que es su obra maestra. Como estaban en un piso inferior , el cantante no podía bajar por sí mismo. Tenían  que llevarlo en brazos. Freddy no pesaba nada. Se había quedado en la mitad.

FREDDIE MERCURY: ULTIMA REVELACIONES

Elton John era uno de los asiduos, entre los visitantes amigos a la mansión.

Yo podía estar como Freddy. Horroroso. Y pensar que me he acostado con algunos de los que Freddy se acostaba. He tenido una suerte increíble”,

Aquel miércoles, 24 de noviembre de 1991, el doctor Atkinson estuvo con su famoso paciente desde el mediodía hasta las seis y media de la tarde. Sentenció que no duraría ni un día más.

Freddy soportaba horribles convulsiones y no podía hablar. Cerca de las siete de la tarde, mientras le cambiaban de ropa, con el último intento en vida del propio Freddy de ponerse con su mano derecha su propio calzoncillo, cayó hacia atrás y murió. Los prresentes  se quedaron inmóviles, pero recuerdan que seguía con los ojos abiertos y una maravillosa luz radiante en su rostro.

FREDDIE MERCURY: ULTIMA REVELACIONES

Pocas personas conocen tan bien a Freddie Mercury como Peter Freestone. Fue el asistente personal del músico que lo acompañó, a sol y sombra, durante los últimos doce años de su vida .
Phoebe era  como le llamaba Freddie ha contado una de las últimas historias antes de que muriera el cante de Queen.

El 20 de noviembre de 1991, cuatro días antes de su muerte, Mercury bajó las escaleras de su residencia con la ayuda de su guardaespaldas y chofer «porque quería ver algunas de sus obras de su colección de arte por última vez», de acuerdo con Freestone. Durante ese recorrido «fue comentando cómo y cuándo había adquirido alguna de las piezas».

FREDDIE MERCURY: ULTIMA REVELACIONES

Y recuerda:

«Supongo que la pasión primordial de Freddie era por sus gatos. Le encantaba la forma en que eran independientes.Sentía que eran una extensión de sí mismo» .

Y contó que otra de las pasiones era ir de compras; »

«No estoy hablando de ir al supermercado, sino de hacer viajes para comprar, obras de arte, cristal y muebles hermosos. Pasó tanto tiempo con su proveedor favorito, Rupert Cavendish, que decoró gran parte  de su mansión en Garden Lodge «

Freddie no seguía a ninguna religión, ni siquiera la suya «parsi» del dios Mazda y el profeta Zaratrustra. pero  aceptaba a todas por igual.

«Creía que todos tenían derecho a disfrutar de cualquier religión que consideraran adecuada para ellos. Rara vez hablaba sobre el tema ya que no creía que fuera algo para la conversación general», publicó. Dijo que no le gustaba la idea de una religión organizada en la que una persona puede decir a millones de personas lo que está bien o mal».

FREDDIE MERCURY: ULTIMA REVELACIONES

También contó qué tan real era la relación con Elton John :

«Se conocieron cuando la representación de Queen  también fue asumida por el manager  John Reid, que también representaba a Elton en ese momento. Se desarrolló una gran amistad y pasaron mucho tiempo juntos»

Y añadió:

«Tengo muchos buenos recuerdos de los momentos en que estuvieron juntos.  Cuando Freddie se había roto los ligamentos de su rodilla en Munich y estaba enyesado,  Elton actuó en la ciudad y, por supuesto, Freddie quería ver el espectáculo. Freddie y yo estábamos sentados en  un lado del escenario disfrutando cuando Elton se levantó del asiento del piano y dijo: ‘Esto es para Melina, la pobre vaca’. También visitó regularmente Garden Lodge durante el último año de la vida de Freddie, pasando varias horas con él cada vez».

FREDDIE MERCURY: ULTIMA REVELACIONES

Y un descubrimiento:

«Rara vez veía lágrimas en sus ojos y cuando lo hacía se debía a la emoción o a la felicidad. Creo que si lloraba por cosas tristes o perturbadoras, lo hacía mientras estaba en la cama antes de dormir, o cuando finalmente estaba solo en algún lugar. Una vez en particular vi lágrimas después de la primera toma de la voz de Montserrat Caballé en la grabación de Barcelona. Puso sus manos sobre su cara y dijo: ‘¡Tengo la mejor voz del mundo cantando mi música!'».

Por último, avisó que difícilmente Garden Lodge se convierta en un museo ya que Freddie «se quejaba constantemente de que se sentía como un museo y cómo odiaba eso»

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.