"FREDDIE MERCURY FUE LA MEJOR AMA DE CASA QUE SE PUDIERA IMAGINAR"Cuando Freddie Mercury hizo su última aparición delante de una cámara , en el video musical de “Estos son los días de nuestras vidas” en 1991, el SIDA le había dejado demacrado  y  demasiado frágil.

Eso cuenta , el creador de casi treinta videos de Queen, el realizador Rudi  Dolezal , qu conoció a la banda cuando era un joven reportero de televisión en su Viena natal, a mediados de los años setenta. 

El líder de Queen  apenas podía caminar debido a las heridas abiertas en su pie, parte de las cuales luego serían amputadas. Pero como recuerda el cineasta austriaco Rudi Dolezal, quien filmó el video, Freddie aún insistió en hacer el vido por encima de todo. 

Y recuerda:

“El manager de la banda, Jim Beach, dijo que tenía que reducir la cantidad de tomas. Pero Freddie no quería un tratamiento especial. Si miras ‘Estos son los días de nuestras vidas’, lo está haciendo de pie aunque le dolía mucho, porque no quería retener a nadie, ni ser difícil. Para mí, la forma en que manejó su enfermedad en situaciones de trabajo como esa, lo convirtió en una superestrella aún más grande “.

La película mediocre, “Bohemian Rhapsody”  termina con el triunfante concierto de 1985 de Live Aid en el Wembley Stadium de Londres, pero para Dolezal fue cuando las cosas se pusieron interesantes.

"FREDDIE MERCURY FUE LA MEJOR AMA DE CASA QUE SE PUDIERA IMAGINAR"

Querían sacar provecho del programa, así que me pidieron que hiciera el video de su único ‘One Vision’ en 1985.ahora de 60 años. Esa fue la primera vez que me contrataron. Terminé haciendo unos 30 videos para la banda y sus proyectos en solitario “.

Dolezal recuerda los días de Mercury cuando el cantante vivió en Munich a principios de los años 80:

“Freddie estaba muy feliz en Munich , porque nadie lo molestaba y, para ser completamente honesto, le encantaba la escena gay allí”.

Finalmente, Mercury volvió a Londres y tuvo una pareja fija  con el peluquero Jim Hutton. En público, Mercury era extravagante , pero en privado, Dolezal recuerda algo muy diferente.

“Fue el mejor ama de casa que puedas imaginar”,

En otra ocasión, la hospitalidad de Mercury fue más allá de la educación.

“Me estaba volviendo muy interesado  con uno de las chicas del coro  de  Queen, y ella y yo decidimos ir a algún lugar, solo nosotros dos. Freddie se dio cuenta de eso y dijo: “Está bien, puedes usar mi dormitorio de invitados”, y subió las escaleras y puso ropa nueva en las camas para nosotros. Como anfitrión, él realmente cuidó de ti “.

Dolezal está escribiendo un libro titulado “My Friend, Freddie” sobre sus experiencias ,que se publicará más adelante este año y planea publicar versiones inéditas de sus entrevistas con Mercury en una nueva película, “Freddie Mercury: In His Own Words”.