La familia de la desaparecida  ha dado su visto bueno a la marca de ropa para que estrene, con fines benéficos, dos colecciones que la cantante había diseñado.

Como si de la muñeca-logo del grupo de ska ochentero The Beat se tratara, a Amy le encantaba posar con diseños y actitudes retro.