Katherine Jackson_3Un Tribunal de Los Angeles ha comenzado a elegir el jurado que dictaminará si la muerte de fue por culpa de la presión que la promotora AEG sometió a Michael Jackson en sus sus últimos días de vida, con el atosigamiento de los ensayos constantes.

Los abogados de Katherine Jackson, la madre de Michael, acusan a AEG de crimen indirecto y piden una gran indemnización. Claro, el dinero, siempre por delante, por la familia parásita de Michael.

AEG dice que no tiene nada que temer. Está más que claro que Michael Jackson murió por culpa de una grave dosis del analgésico, el temido Propofol, que le suministró el doctor personal de Michael Jackson, ya juzgado y sentenciado.