2015FooFighters_TromboneShorty_GettyImages-479635238_master060715.hero (1)

han demandado a la compañías de seguro Lloyds de Londres, entre otras que que estaban a cargo de su gira europea del año pasado, y a Robertson Taylor (corredor de seguros que fijó las políticas a seguir) sobre conciertos de la banda que fueron cancelados en 2015, como consecuencia de la rotura de una pierna de su frontman, , y de los ataques terroristas del año pasado en París.

Grohl se rompió el  metatarso de su pierna derecha en un escenario de Gotemburgo mientras actuaba el 12 de junio de 2015, dando lugar a la cancelación de varios conciertos de la gira británica de la banda y al concierto que tenían que dar Foo Fighters en Glastonbury como cabezas de cartel. Dos conciertos en el estadio Wembley y uno en Murrayfield de Edimburgo, fueron sustituidos por dos en el Milton Keynes Bowl y uno en Murrayfield, todos en septiembre de 2015.

Tras el ataque al Bataclan en noviembre pasado, otros cuatro conciertos europeos (Turín, Barcelona, París y Lyon) tuvieron que ser cancelados. En general un desastre para el grupo de Grohl.

dave-grohl-pierna-rota-124

Según Billboard, Foo Fighters reclaman en la demanda que Lloyds “falló en pagar cantidades que incluso ellos reconocían estar pendientes de pago”.

También dicen que Robertson Taylor no les advirtió que añadir tres shows para compensar por los tres cancelados, podía ser vista por la aseguradora como que estos habían sido reprogramados, y que esa “reprogramación” de sus shows en el Reino Unido podría afectar a cualquier reclamación al seguro.

De momento, ninguna de las compañías han respondido a la demanda de Foo Fighters.