Crudo, inteligente,entre el sexo, la vida y la muerte. Es como si fuera una pequeña película de David Lynch. Este es el profundo e interesante tema de Foals, el tercer single de su tercer album, el mejor hasta, la fecha, “Holy Fire” . El cineasta de origen iraní, Nabil ya había delumbrado con aquel video de Seal, Change is gonna come y antes, con There will be tears de Mister Hudson. Esplendido. Gran video del año.