La segunda canción extraída de “Ceremonials” de Florence and The Machine se llama ‘Shake It Out'. Una canción para combatir una resaca, o eso ha explicado su autora: “Quería apartar las cosas que te atormentan. Fue una de esas canciones que salió en media hora y cuando estás de resaca, es casi como una cura para la resaca. Te quedas bien de pronto y dices ¡gracias!”. A lo que ha añadido: “¡No quiero que la gente piense que siempre escribo canciones de resaca! Porque no lo hago, de verdad que no”. Muy bien Florence, no te preocupes, no lo pensamos.