FLORENCE AND THE MACHINE ES LA NUEVA SENSACION PARA LOS INGLESES

Es como una nueva patti Smith, pasada por la "turmix" de Siouxsee y dispuesta a ser irrevente hasta la extenuación. Se llama Florence Welch, tiene 22 años, y acaban de concerderle el primer premio de los Brit, el premio de la crítica, que siempre se produce antes de la ceremonia.
Todos los años no se encuentra una artista como Adele. El año pasado, los críticos ingleses apostaron por Adele, que lleva un millón y medio de discos vendidos, y es una de las grandes aspirantes a ganar el Gremmy a la mejor canción del año.
Florence es más atractiva que Adele, pero no canta como ella, aunque su voz sea los suficientemente aspera y contestaria para poder disimilar su asco por la música comercial.
Arrasó este verano, con su primer single, Kiss with a fist". Luego, hizo una sorprendente versión de "Hospital Beds" d, de nuestros admirados Cold War Kids y se atrevió incluso con una versión de "Im going down" de Bruce Springsteen.
No es una estrella superlativa, pero da que pensar de que Inglaterra siempre es un nido de de grandes artistas.
Abajo, el clip de "Kiss with a fist"