FLAMING LIPS REVOLUCIONAN LOS CONCIERTOS CON PELOTAS INFLABLES

Escucha THE FLAMING LIPS
en Amazon Music Unlimited (ad)

Los Flaming Lips han realizado un par de conciertos únicos en Oklahoma, con la banda y su audiencia dentro de pelotas inflables individuales. Algo más que único.

 

FLAMING LIPS REVOLUCIONAN LOS CONCIERTOS CON PELOTAS INFLABLESCada espectáculo tenía capacidad para 100 burbujas, con capacidad para tres personas cada una, con la banda dentro de sus propias cápsulas.

El concepto provino del líder Wayne Coyne, quien a menudo rueda sobre la multitud en una bola Zorb durante los conciertos de la banda.

Hablando antes de los conciertos, Coyne dijo que la gente estaría «más segura que ir al supermercado».

Dentro de cada burbuja había un altavoz suplementario de alta frecuencia, que ayuda a evitar que el sonido se ahogue, así como una botella de agua, un ventilador que funciona con pilas, una toalla y un letrero de

«Tengo que hacer pipí /o tengo  calor aquí».

Si se calienta demasiado, la burbuja se rellena con aire frío con un soplador de hojas; y los fans que necesitasen ir al baño seríán acompañados por el personal del lugar una vez que se hayan puesto la máscara 

Los espectáculos se pospusieron de sus fechas originales en diciembre debido a un aumento en los casos de coronavirus en Oklahoma antes de Navidad.

La banda realizó una prueba para los conciertos en octubre después de debutar la idea en una presentación de una canción en  el programa  de Stephen Colbert.

 

La actuación  del viernes vio a la banda tocar clásicos como Do You Realize, She Don’t Use Jelly y Race For The Prize junto con temas del álbum American Head del año pasado.

También tocaron una versión de True Love Will Find You in the End de Daniel Johnston en lo que tendría el 60 cumpleaños del cantante.

El teatro  Criterion estaba dividida en una cuadrícula de 10×10, con una burbuja de espacio dentro de cada cuadrado.

 

Las burbujas, retienen suficiente oxígeno para que tres personas respiren durante «más de una hora y 10 minutos» antes de que deban refrescarse, aunque se necesita una toalla para limpiar la condensación. Una locura a la altura del siempre imprevisible Kevin Coyne.

«Seguridad, seguridad, seguridad», dijo Coyne a los fanáticos. «¡Pero divertiros también!»

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.