FLAMING LIPS, DE LA LOCURA AL RIDICULOSiempre creí en . Siempre soñé con los sueños y las aventuras de un sensacional personaje como es Wayne Coyne . Pero desde el fracaso de Embryonic, el despido de la Warner y los episodios de drogas, el grupo va a la deriva.

Han pasado de la locura al rídiculo. Aquel album bochornoso del Dark side of the Moon, el villancico con Yoko Ono. Un despropósito. Coyne parece un pollo si cabeza. Corre, desangrandose y ahora felicitandose ,porque han logrado la colaboracion de Bon Iver , en su proyecto Record Store Day.

Ha metido hasta Kes$ha en el proyecto. Patético. Desde Oklahama, la locura más sarnosa.

Y era una sensacional banda.