yellow

Tremendo: dos miembros del grupo postpunk dance/punk de Brooklyn, The Yellow Dogs fueron asesinados la noche del 10 de noviembre junto a un músico amigo de la banda por un pistolero que cometió suicidio a continuación.

El suceso acaeció en el área de Bushwick. El asesino, blandiendo un rifle de estilo militar, esperaba a sus víctimas apostado frente al 318 de Maujer Street, lugar en el que vivía la banda.

El New York Post ha informado que el hombre “irrumpió en el edificio y disparó sucesivas ráfagas, una tras otra” y que “el suelo del edificio estaba repleto de casquillos de bala”. Dos de ellos fueron abatidos en la primera planta, mientras que el tercero fue disparado en su cama en la tercera planta. Una pareja, escondida en el baño, salvó su vida de milagro. Entonces el asesino subió al tejado y se disparó a si mismo.

El Wall Street Journal ha hecho saber que el asesino se llama Raefe Akhbar, de quien el manager de Yellow Dogs ha dicho que era un conocido del grupo y miembro de otro grupo musical con miembros iraníes. Los componentes de Yellow Dogs asesinados son el guitarrista Soroush Farazmand y el batería Arash Farazmand, y el compañero de habitación músico y escritor Ali Eskandarian. El manager ha añadido que Yellow Dogs habían roto su relación con el asesino en 2012.

Los Flaming Lips, amigos de Yellow Dogs, han expresado su gran pesar por este terrible suceso en su página de Facebook:

“Estamos muy tristes al haber sabido que nuestros amigos de la banda Yellow Dogs fueron muertos a tiros en Brooklyn la última noche. Conocimos a esta banda gracias al gran director de cine Baham Ghobodi en su película “No One Knows” sobre los chavales persas, que mostraba la escena musical alternativa de Teherán. Cuando se enteró de que la banda se encontraba en los Estados Unidos en condición de refugiados, nos pusimos en contacto con ellos para hacer un concierto con nosotros en la sala Webster, lo hicieron y fue fantástico. También fueron lo suficientemente majos para tocar en nuestro showcase SXSW.  Esta banda arriesgó su vida para escapar de Irán. Ellos personalmente nos expresaron lo emocionados que estaban a estar en los EE.UU. donde se podían expresar libremente como artistas. Es particularmente triste que hayan sido asesinados en Estados Unidos, un lugar donde ellos suponían que iban a tener un nuevo comienzo. Yellow Dogs eran chicos muy interesantes y les vamos a echar de menos.  RIP-blacklips”.

Terrible, tremendo, que la sinrazón de la política o la religión acabe alcanzando a la música, el arte.