, un fantástico cantante de soul que encontró fama en sus últimos años, ha muerto de cáncer a los 68 años.Era un gran  imitador de James Brown, apodado “el grito del águila del alma” . Su sentido humano le hizo más grande, aunque su reconocimiento artístico llegara tarde.

Lanzó su primer álbum “No Time For Dreaming”,  en el 2011, con  62 años.Recientemente, había regresado al espectáculo en vivo después de recibir tratamiento para el cáncer de estómago a finales del año pasado.

Su muerte se produjo sólo dos semanas después de que el resto de sus fechas de gira de 2017 fueron canceladas debido a su enfermedad.

Charles Bradley pasó gran parte de su vida  en trabajos extraños  y  viviendo en las calles, en coches, durmiendo  en el  metro en Nueva York.

Pero siguió con la música, después de haberse  inspirado por el cantante James Brown por culpa de una actuación que vio como  adolescente.

Hasta que  grabó una secuencia de singles antes del lanzamiento de No Time for Dreaming una década más tarde. Fue nombrado uno de los mejores álbumes del año.

Confirmando la noticia de la muerte de Bradley, su publicista dijo:

“El señor Bradley estaba realmente agradecido por todo el amor que recibió de sus fans y esperamos que su mensaje de amor sea recordado” y llevado a cabo”.

Que así sea.

Su mejor tema: “Changes”.