Vince Power Music Festivals, propietaria de los festivales de Benicassim y de Hop Farm, se ha arruinado y va a presentar suspensión  de pagos a la administación inglesa.

Las acciones de la compañía operaban el pasado mes de junio, antes de Benicassim, 66 pens y cincuenta centimos. El pasado 21 de septiembre cayeron a tan sólo 2 pens y 12 centimos. El hundimiento total.

Una compañía que valía 10 millones de libras, ahora no sobrepasa las 300 mil libras esterlinas. A Vince Power no le queda más remedio que “cerrar la tienda”.

Por supuesto, las pobres ventas en tickets de Benicassim se han llevado por delante a la compañía.  Power ha perdido muchos millones, a pesar de que hizo un esfuerzo especial con Bob Dylan.

Es curioso constatar como la crisis en España, se lleva a todo por delante, incluso a los Festivales que eran ricos y daban grandes resultados económicos.

Se supone que habrá un concurso de acreedores, porque se debe esperar  que alguien querrá el nombre de , aunque sea de otra manera. Pero, por el momento, corre el riesgo de desaparecer.

Lo m