Cuando escribí que deploraba las redes sociales, que no me gustaban, no se me entendió como una reflexión de gusto personal. Por supuesto, esta página está en todas ellas, pero jamás habreis comprobado que hubiera participado en ellas. Personalmente, me dan igual.

La gillipollez de escribir a cada momento cuando orino o donde viajo, me parece un aspecto grotesco de este orwelliano mundo.

Y es curioso que al rey o al principe de una de estas redes sociales, nada menos que la de Facebook, el inclito supermillonario Mark Zuckerberg, el fundador, no le ha gustado que el enorme director que es Dave Fincher le haya hecho una película –The Social Network– contando en clave de humor, de sexo y de paradojas la creación de una red social que ya supera los 500 millones de seres humanos.

A Zuckerberg no le gustan que hablen de sus miserias. Ni de su airada y ridícula vida sexual y de sus falsedades para quedarse con todo o casi todo de la idea. Es patético y paradójico. Asegura que todavía está vivo. En realidad, solo tiene 26 años y más de 400 millones de dólares en el banco.

Incluso se dice en Silicon Valley que Zuckerberg está con la guadaña preparada para meter en los tribunales al mismísimo Kevin Spacey, que es el impulsor y productor de la película. Ya veremos.

La expectación es máxima, porque el film se estrena el 1 de octubre y algunos se mueren de la risa con la cantidad de sandeces que sucedieron para la creación de Facebook y otros llaman al cabreo, a la polémica.

Mientras tanto, Trent Reznor ha hecho una banda sonora más que interesante, muy al estilo de las películas de Fincher. Reznor es un genio.

Cinco temas de la banda sonora, podeis bajarlos gratis de su página. Trent siempre ha utilizado las redes sociales, pero cada vez las desprecia más.

Abajo, el trailer oficial de la película.