Tal día como hoy, en 1981, Police alcanzaban el numero uno mundial con su cuarto álbum , donde se encontraba este fantástico tema , el mejor del álbum.