Se ha sabido durante el fin de semana que Otis Clay, leyenda del “deep southern soul” y conocido benefactor de los más desfavorecidos, murió en Chicago este viernes 8 de enero a causa de un ataque al corazón.

Otis, con raíces en los sesenta, fue uno de los cantantes soul de los 70's de inspiración más clásica, autor de dos grandes clásicos del genero “Trying To Live My Life Without You” de 1972, cuya canción titular es la más popular de su repertorio, y “I Can´t Take It” (1977), posiblemente su mejor obra, un disco muy variado y repleto de buenas canciones (el sonido disco de “Pussy Footing Around”; grandes baladas, “Keep On Loving Me”, “House Ain´t No Home (Without a Woman)”, y vibrante soul-funk “I´Ve Got To Find a Way (To Get You Back)”. Después su música tomó unos derroteros más gospel, Otis volvió a sus orígenes en la iglesia.

Clay era miembro del R&B Hall Of Fame, precisamente el también miembro del salón Miki Mulhevil, le ha contado a Associated Press que el soulman estaba preparando una gira y que había sido nominado para dos Blues Music Awards, uno por su colaboración del año pasado con Billy Price, “This Time For Real”, y otra en la categoría de “artista de música Soul Blues”.

Price ha tenido unas palabras de agradecimiento para con Clay:

“Después de que el shock se haya disipado un poco, me he quedado con un sentimiento de gratitud de poder haberle conocido. Tuve la oportunidad de cantar con él y aprender de uno de los verdaderos maestros del género en el que trabajo. Cantamos juntos por primera vez en 1983, y tengo muchos recuerdos de grandes espectáculos que hicimos juntos en los últimos años”.

Otis Clay nació en 1942 en Waxhaw, Mississippi, y comenzó en la música cantando en la iglesia. En los años 50 participó en varios grupos gospel de Chicago y no se inició en la música secular hasta 1965, una vez que fichó con One-derful! Records. Su primer éxito llegó en 1967: ‘That's How It Is (When You're in Love)'.

A principios de los setenta le contrató Hi Records (sello en el que grababa también el gran Al Green), sello en el que publicó los dos álbumes arriba citados, uno de los mejores y más recordados momentos de su carrera.

Ya en los 80, publicó en su propio sello discográfico, Echo Records, la versión original de “The Only Way Is Up”. En 2008 fue nominado para un Grammy a la “mejor interpretación vocal de R & B tradicional”.