Justo una semana después de la muerte de ha fallecido Dale Griffin, el batería del que fue su “grupo protegido” de la época del glam rock, Mott The Hopple.

Griffin murió a los 67 años la pasada noche del domingo mientras dormía, según ha explicado Peter Purnell del sello Angel Air Records, que le ha descrito como “uno de los mejores, más amigables y talentosos hombres que he conocido”.

“Todo lo que él quería era que sus amados se reunieran y era tal su empeño que logró esa hazaña en 2009, pero, tristemente, por entonces estaba demasiado enfermo para actuar en las cinco fechas con sold- out, aunque se unió a la banda para los bises”.

Hace 10 años fue diagnosticado de Alzheimer, por eso no puedo tocar.

Griffin, nacido en Herefordshire, se unió a Stan Tippens, Verden Allen, Mick Ralphs y Pete Overend Watts a finales de los sesenta en el grupo Silence, que consiguió un contrato discográfico y comenzó a trabajar con el genial productor y DJ Guy Stevens (años más tarde productor de “London Calling” de The Clash), la persona que les rebautizó como Mott The Hoople por la novela homónima de Willard Manus.

Mott the Hoople - Peter 'Overend' Watts, Verden Allen, Mick Ralphs, Ian Hunter and Dale 'Buffin' Griffin - 1972

Con la incorporación del cantante, compositor, y finalmente líder, Ian Hunter sustituyendo a Tippens, se completaba la formación clásica de Mott the Hoople. El quinteto editó cuatro LPs en Island, sello para el que Guy Stevens trabajaba. Cuatro discos notables, pero la falta de éxito comercial puso a Mott the Hopple en la picota.

Y ahí es donde apareció David Bowie, que les convenció para no separarse y les cedió el clásico imperecedero “All The Young Dudes”. Ellos querían “Drive-In Saturday”, pero esa no la quiso soltar y la acabó publicando en el excelente “Aladdin´Sane”. Al parecer a Bowie también les ofreció “Sufragette City”. En el fondo daba un poco igual, porque Bowie iba tan sobrado de buenas canciones que cualquiera de ellas hubiera sido éxito en la Inglaterra post “Ziggy Stardust”.

El éxito de “All The Young Dudes” (nº 3 en UK) salvó a Mott The Hoople de la separación, les dio un público nuevo, y 1973 y 1974 fueron sus grandes años… pero se quemaron pronto. Hunter inició una carrera en solitario y el resto acortaron el nombre a Mott, antes de convertirse en British Lions ya sin pena ni gloria. De principio a fin, en todas las encarnaciones de Mott The Hoople/Mott estuvo el buen batería Dale Griffin.

Ya en los 80, Dale se convirtió en productor. Hizo discos para Hanoi Rocks, The Cult, Department S y New Model Army, y produjo “John Peel Sessions” de Pulp, Smashing Pumpkins, Nirvana, Carcass y Orchestral Manoeuvres in the Dark.