De esta extraña guisa apareció Jared Leto con Thirty Seconds to Mars en el Firefly Music Festival ayer domingo.