¿Quien no conoce a estas alturas el ‘Waving Flag'? . Era la canción que decidió Coca-Cola que sería el himno oficial del Mundial de fútbol de Sudafrica.

El poder de la bebida hizo que se hiciera una nueva mecla del tema, con Will Iam y David Guetta. Y, además, una docena de versiones en otros idiomas. Por ejemplo, para España y Sudamérica tuvimos que sufrir a David Bisbal. ¿Te acuerdas?.

Sin duda, más que la insoportable canción de Shakira, que era de la FIFA, ‘Wawing Flag' si que fue el gran himno. Magnífica canción. Sencilla y con un estribillo formidable.

Hace mucho tiempo, Nelly Furtado me habló de un cantante somalie que vivía en Toronto y con el que había grabado algunas cosas. Hace un par de años, apareció el álbum “Trobadour”, firmado por K´naan. Lo recomiendo. Tiene una voz maravillosa. Allí estaba esa joya. ‘Waving Flag', una gran canción. La ví firmada por el propio K´naan, autor de la letra y un tal Peter Hernandez.

Me llamó la atención el nombre del autor de la música. Pero,vamos, no hice mucho caso. Es la verdad. Cuando ya en abril, ‘Waving Flag' había sido elegida por Coca-Cola -la marca siempre quiso un interprete africano, ya que el Mundial era en Sudafrica- me entero que un tal Bruno Mars y K´naan emprenden una gira por los Estados Unidos. Por esas casualidades de la vida, los veo actuar juntos en el House of Blues de Los Angeles, a dos pasos de mi hotel, el Mondrian.

No me impresionó mucho K´naan. Tiene personalidad, buena voz. Es un estilo diferente y se nota que es un fan de Marley. Me llamo  la atención Bruno Mars. Magnífico pianista, magnífico músico. Es cuando descubrí que Peter Hernandez, el autor de la música de ‘Wawing Flag', era el mísmisimo Bruno Mars.

La historia ahora es increíble. Mars, como artista en solitario, ha tenido ese éxito extraordinario de ‘Just the way you are' y, encima, ha tenido otro número uno porque es también el autor de ‘Fuck You' para Cee Lo. Y antes había tenido éxitos para Flo-rida. Estamos ante un gran compositor, con una vena comercial imparable,  que quizá no ha sabido llevar el peso de la purpura, porque recientemente le pillan en un club de Las Vegas con una buenas papelinas de cocaina. En fín, ya tiene 25 años. No es un niño.

Bruno, bueno mejor dicho Peter, es hawaino de origen filipino. Lo que produce todavía un esquema de sus raices musicales, autenticamente sorprendentes.

En cualquier caso, le seguiremos la pista.

Abajo, la famosa ‘Wavin Flag'.