podría haber hecho el típico  tributo a su padre  George. En vez de eso, fue a buscar lo nuevo, lo diferente, lo extraño de su propia personalidad, pero con una delicadeza y belleza sorprendentes.

In /// Paralelel”, el primer álbum en solitario de Dhani Harrison  anuncia la llegada de un artista inesperadamente intenso, cuya misión es contar historias no sólo con palabras, sino también desarrolladas con realidades sonoras que pueden recordar   a Can, Pink Floyd y Peter Gabriel.

“Never Know” , con el que comienza , el álbum es misterioso , sugerente, algo deferente de la propia música de su padre, pero con su espiritualidad. Gran tema. con el recuerdo de un sueño, revuelto y fuera de una secuencia lineal.  Harrison canta  como de un lugar lejano, desorientado,

Es una canción sobre el destino y la elección, y al igual que gran parte del álbum, que conecta la sala de meditación perspectivas al vasto, expansivo,  y con enormes  paisajes sonoros.

Harrison es además,  un compositor firme, adepto de frases cortas y repetibles. Pero su rasgo distintivo clave es la atmósfera de misterio, de sensualidad, que envuelve todo el disco. Increíble. Lo peor es que tienes que demostrar mucho para salvar la montaña de que eres el hijo de George Harrison. Un Beatle.

Sus canciones se mueven a ritmos majestuosos, procesionales pero nunca se sienten lentas . El estilo  siempre están girando en el fondo. Son paisajes de audio, vívidos en un estilo fuera de África , incluso cuando dependen de tambores electrónicos y guitarras magníficamente sostenidas que son demasiado ambientes para ser descritos como “pistas”.

“Never Know” cuenta con orquesta de cuerdas exóticas y voces maravillosamente enmarañadas . Hay emocionantes conversaciones entre Harrison y el vocalista invitado Mereki, y un estribillo coral que suena un poco como la  ELO, pero  en su apogeo. Otras pistas utilizan otros arreglos diferentes. ^Por ejemplo,  la cuerdas en “Light under the door”, recuerdan a lo que bailan los derviches, los religuiosos turcos que giran sobre si mismos interminablemente. . Tensa disonancia, mientras que “Downtown Tigers” muestra una hermosa puesta musical.

Hay mucho  que decir sobre las formas  en que Dhani Harrison manejó y extendió la influencia de su padre. Las muy ocasionales y casi encubiertas referencias a The Beatle. El tema más llamativo en ese aspecto es “Downtown tigers”, que me recuerda a “Blue Jay way” de su padre en “Magical Mystery Tour”.

Dhani también respira psicodelia.  Es probable que formen parte del proceso necesario de Dhani Harrison para descubrir su “voz” como artista, un proceso que, con suerte, conducirá a nuevas exploraciones a lo largo de las líneas de  música completamente absorbente que ofrece aquí.

Extraño, intrigante y clamoroso álbum. la pena es que Dhani haya tardado tanto tiempos para presentarse. Dhani va a cumplir 40 años.