Ya no es la niña de 16 años que nos deslumbró con las “Soul Sessions”, pero ha ganado en voz y seguridad. Anoche en Londres hizo una sensacional versión de ‘Teardrops’ de Womack and Womack.