El escandalo estaba cantado y lo sabía, cuando filmó que mataba a un hombre por violencia sexual.