kings-of-leon-streaming

se recupera de su caída de hace dos semanas. El líder de le ha contado a Rolling Stone lo que le sucedió.

El accidente tuvo lugar en un periodo de descanso entre conciertos. La banda sureña hizo una fiesta-toga a bordo de un yate, y lanzó pelotas de golf al mar Mediterráneo. Caleb, borracho, se tiró al agua desde la parte superior del yate, con la mala suerte de caer de culo.

La culada le ha mantenido en reposo, tomando calmantes y sin apenas poderse mover. Así son los golpes en la rabadilla. El pobre Caleb no se puede casi mover y mucho menos sentarse. Y ha tenido suerte porque podía haber sido mucho peor.

Parece ser que a Caleb no se le dan bien los yates, ya tuvo un accidente en un barco en Italia en 2010.

Los Kings Of Leon continúan con su gira – superadas adicciones, al menos lo más gordo, se supone- haciendo su último álbum “Mechanical Bull”, un disco a modo de resumen de todas las identidades del grupo: garaje, soul sureño,  arena rock, etc…

“Somos un equipo de regreso. Me alegro de que nos tomáramos un tiempo de descanso y nos alejáramos de toda aquella controversia. Nos empuja contra la pared , y trabajamos mejor de esa manera”, ha comentado  Jared Followill.