Portada del álbum "Transformer", donde estaba 'Perfect day', producido por David Bowie y Mick Ronson

No entiendo nada de nada. Hasta Billboard, que se supone que como Biblia de la música sabe de derechos editoriales, autorales y demás, ha publicado la noticia de que la increíble -por no decir otra cosa- rompió a llorar, porque según ella le había denegado el permiso para que hiciera una versión de ‘Perfect Day'.

La canción se ha convertido en un clasico, incluso para los de Operación Triunfo,  estaba perdida en el álbum Transformer, el segundo en solitario de Lou, producido por David Bowie y, sobre todo, por el gran Mick Ronson, que fue decisivo para que ‘Perfect Day', a traves de la renovación de acordes, se convirtiera en lo que es la canción.

Segun los tabloides o prensa amarilla inglesa -fijense en la fuente- Lou Reed no dió el permiso, porque no le gusta el fenómeno de los “triunfitos” y menos la Boyle.

Primero dudo mucho que Lou Reed diera siquiera opinión sobre el tema o llegara enterarse de algo parecido. Más bien huele a maniobra del manager de la Boyle para que vuelvan a hablar de ella.

Y lo más increíble. Lou Reed no puede impedir ni parcial ni legalmente que alguien haga una versión de su ‘Perfect day', siempre que respete la letra y la melodía, aunque se cambie todo el arreglo y todos los acordes. Nadie puede prohibir una versión si el tema editado . ¿Entonces?.

Pues, volvemos a lo que dije el otro día sobre los supuestos periodistas musicales, que ni son periodistas ni saben nada de música. Puede comprender que los ” periodistas” de The Sun no sepan nada de música, pero que haya leido la noticia en Billboard y Pitchfork, se pasa de castaño oscuro.

Es lo que decía el otro día a propósito del tema The XX, un submundo de grupo, que en manos de “independientes”, llamados periodistas musicales, son capaces de cualquier disparate, incluso darle al grupo el premio Mercury.

Abaja, ‘Perfect day' por el gran Lou.