Falleció con 22 años tras una breve y popular carrera de apenas año y medio. El mal fario, la mala estrella no le permitieron llegar más lejos. Ahora, por fin, tiene una buena estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.