Madonna ha vuelto a Nueva York, donde se hizo famosa en los años ochenta, por eso ha vuelto a este look ochentero. Mientras tanto, no encuentra financiación para estrenar su película debut como directora.