kurt-cobain-24-02-141

El viernes pasado, informábamos en PYD acerca de las celebraciones del primer “día Kurt Cobain” en su natal AberdeenWashington, y de que, entre otras cosas, se había inaugurado una estatua en honor al líder de que formará parte del Museo de Historia de Aberdeen.

Se trata de una obra de Randi Hubbard, hecha de viejas piezas de tubo y hormigón, que está provocando el horror de cualquier persona con un mínimo buen gusto, si no su hilaridad. La estatua ha destapado las críticas más atroces de los fans de y Nirvana.

kurtstatue3

Una vez que han llegado las fotos de la escultura, hemos podido entender las reacciones que la estatua está generando. La estatua, bastante fea de por si, reproduce a Cobain sentado tocando la guitarra, y con una lágrima en el ojo derecho a punto de deslizarse por su mejilla.

Y el entorno decorativo que rodea que la estatua no puede ser tampoco más feo, aunque hay que reconocer que estatua y entorno hacen un todo armónico bastante conseguido en su propia fealdad. Al parecer Hubbard ha tardado años en completar su obra, empezó en 1994, año del suicidio del cantante.