Anoche , el cine The Grove , el más importante de Los Angeles, estaba vacío

Anoche, el cine The Grove, el más importante de Los Angeles, estaba vacío

El pánico se ha apoderado de las oficinas centrales de Sony Pictures en Manhattan.

Las recaudaciones al día siguiente del estreno de ' han sido ridículas y condenan al fracaso del documental. Esta mañana, nada más conocerse los datos de la noche del miercoles, Sony ha puesto en marcha su máquina publicitaria para que todos los medios piquen y se hagan eco de que el documental es un gran éxito. Lo fue la primera noche, pero nada más. Hasta la revista Rolling Stone ha picado el anzuelo como mentecata.

Lo cierto es que todo se juega para la noche del viernes. Por eso, Sony ha puesto en marcha una campaña de publicidad nueva, que se acerca a los tres millones de dólares.

Me alegro si es que llega a ser un fracaso. Todo es un gran fiasco. Una gran estafa y los grandes seguidores de , los fieles, los que tienen corazón, sensibilidad y no la  serie de fanáticos empedernidos han empezado a dar la espalda a semejante negocio para la familia de Sony y los Jackson.

[ad#adsense-250×250]Siempre digo que no se puede aprovechar del silencio de los muertos. Por mucho que el documental trate con respeto la figura de Jackson, dudo mucho, dado su perfeccionismo, que hubiera dado el visto bueno en vivo de semejante bazofia o documental oportunista.

Sony tiene además la cara de no haber sustituido los créditos de la canción ‘This is it', donde sólo aparece el nombre de Michael Jackson y nunca el de Paul Anka, como co-autor del tema. El dinero en “cash” ha acallado la conciencia de Paul Anka.

Cada véz más este tema de Michael Jackson huele a podrido. Según una información financiera más o menos creible, desde su muerte, los herederos de Michael Jackson se ha embolsado 75 millones de dólares.

Pero si volvemos al tema de la película, las alarmas de Sony en el Hollywood Reporter advierten que, con  bastante suerte las previsiones son de recaudar 30 millones de dólares, si es que este fín de semana se animan la taquilla. Pero todo queda muy lejos de los 60 millones que Sony pagó por los derechos del film.

Abajo, imágenes de la premiere en los Angeles, según la TV azteca. La presencia de Micky Rooney hablaba bien a las claras de que las estrellas evitaban el negocio de Sony.
[ad#tradedoubler-468×60]