U2 IN PARISVamos a recordar que dije de ‘I´ll go crazy', nada más que escuché el álbum:

“Decía Bono que en este álbum se ha embutido en la piel de un afgano, de un drogadicto, de un policía, de un corresponsal de guerra, en un soldado hasta en un  hombre de mundo, porque se cansa mucho de sí mismo.

Todo eso está muy bien,  pero cuando canta en primera persona y nos cuenta sus dudas, sus anhelos metafísicos, su pasión por la vida hasta el trance  de decir que se volverá loco, si no se vuelve loco “esta noche”, es también el grito desesperado de una persona que ama la vida por encima de todas las cosas. La buena comida, el buen vino, las buenas mujeres, las tres muletas de Picasso.
Y si encima apoya su angustia en el estribillo con una recreación  a su admirado John Lennon en aquel último tema que hizo John con Paul, el último que escribieron juntos,'Baby you´re  a rich man', el tema se vuelve en un torbellino, porque el dibujo de guitarra de  The Edge es precioso, francamente.
La estrofa me recuerda el fraseo de Ray Davis de los Kinks. En fín, aún reconozco que no es una canción maravillosa, pero la tengo mucho cariño”.

Y se lo sigo teniendo. Pero, pregunto: ¿es esta canción  lo que necesitan en estos momentos para remontar a ‘Get on your boots' y ‘Magnificent', con las que el grupo se ha enfrentado a una incomprensión generalizada?.

No lo sé. Por eso, lo pregunto. Quiza el toque “mágico” de Will Iam, que dice Jimmy Iovine les ayude. Pero por encima de la gira, su éxito o decadencia, U2 necesitan éxitos como el comer. Eso es indudable.

Abajo, la canción, cuando la tocaron en Barcelona.
[ad#tradedoubler-468×60]