Cuchillos para su muerte de cancer de estomago

Cuando mi guitarrista favorito de aquellos tiempos, a mitad de los años setenta, el maravilloso Ritchie Blackmore se cansó mucho del resto de , formó su nuevo grupo, .

Eligió a Ronnie James Dio, un cantante americano, con una voz perfecta para el heavy, más incluso que su venerado Ian Gillian, en los tiempos de Deep Purple.

Ronnie y Ritchie se llevaron bien hasta que pudieron aguantarse. Ronnie dijo que se iba de Rainbow, porque Blackmore se había quedado muy comercial.

Inusitadamente, Ozzy Osbourne se creyó una estrella celestial y se marchó de Black Sabbath. El grupo contactó inmediatamente con Ronnie y fue su nuevo cantante. Black Sabbath pudo volver a vivir una pequeña resurrección.

Pero el fuerte caracter de Ronnie valiá más que todo. El éxito de Ozzy le convenció de que él también podía salir en solitario y tener su propio grupo. Es lo que hizo y tuvo algunos éxitos que no estuvieron mal, como ‘Holy Diver' o ‘Dream Evil'.

[ad#adsense-250×250]Pero siempre tendré en mi memoria, su excepcional voz en ‘Love is all', en un proyecto de Roger Glover, fuera de los Purple.

Pero lo siento. Me quedo con aquella segunda mitad de los años setenta, cuando era muy importante en Rainbow, a pesar de las peleas con el introvertido Blackmore.

No hace ni un año, desgraciamente, se quejaba mucho del estómago y le descubrieron un cancer, con el que ha luchado desesperadamente, hasta su muerte, a las ocho menos cuarto de la mañana del domingo, cuatro menos cuarto de la tarde hora española.

Murió en el mismo hospital de Houston, uno de los grandes dedicados a la lucha contra el cancer. Dio tenía 65 años. Descanse una de las grandes voces del hard rock o el “heavy”, como Jeff Beck descubrió  como palabra mágica en aquel maravilloso ‘Truth'.

Abajo, ‘Holy Diver' de Dio.
[ad#tradedoubler-468×60]