14310360_943306315792270_3541329854473175085_oLa historia de ha sido lenta y a la vez acelerada. La banda, fundada por el vocalista Pete Doherty y Barat a comienzos de los años 2000, ha pasado por varios periodos de separación por los problemas de Doherty con las drogas y diferencias entre sus integrantes.

Su álbum debut fue el relevante “Up The Bracket” del año 2002, al que siguió “The Libertines” de 2004. Luego vinieron sus años de separación, su regreso empezó a cocinarse en 2010 con algunas presentaciones y se materializó en 2014, con lo que lograron su tercer álbum “Anthems for Doomed Youth”, el cual vio la luz el año pasado y generó reseñas positivas.

14370450_949268678529367_1703279941631579333_n

“En realidad no creo que haya sido tiempo perdido para nada, lo que pasó es que tuvimos la oportunidad de conseguir nuestras metas como individuos y de experimentar otras cosas en cuanto a la música y la vida”, dijo el batería Gary Powell.

“Si hubiéramos seguido igual seguramente nos habríamos agotado muy rápido. De hecho fue positivo para nosotros tener ese receso, no queríamos que pasara pero a veces eso funciona como una bendición y para nosotros fue como una bendición”, agregó Powell.

El bajista John Hassall asegura que ahora disfrutan más de trabajar juntos, además de que el público los trata mejor.

“No muchas bandas regresan o artistas que tienen ese tiempo fuera del público y no sólo regresan sino que aumenta el apoyo que reciben, nosotros tenemos muchos más seguidores ahora que antes”, dijo Powell.

Por lo pronto planean mantener este periodo de actividad ya que trabajan en el que será su cuarto disco.

“Me encantaría decir que será un álbum de drum and bass, pero lo más probable es que no”, dijo Barat, quien para buscar la inspiración ha ido de campamento con Doherty. “Hemos comenzado a escribir y hacer la parte de la melodía”.

13925080_923690444420524_453481986146185175_n

En un año en el que Gran Bretaña sorprendió al mundo al votar a favor de su salida de la Unión Europea, en el llamado Brexit, y figuras del rock británico como los Rolling Stones han pedido que la campaña de Donald Trump deje de usar su música y el ex Pink Floyd Roger Waters ha expresado abiertamente su rechazo al candidato republicano, los Libertines también tienen muy clara su idea sobre la política actual.

“Todas las personas que conozco piensan que el Brexit es una idea terrible”, dijo Barat. “Y creo que todas las personas que conozco que son un ser humano pensante y racional piensan que Donald Trump y el Brexit son como retroceder, son ir para atrás no hacia delante”.