tiene ya 47 años y se encuentra eufórico con la salida de su nuevo disco, “Colors” en el sello Capitol. Está  feliz  incluso de mirar hacia atrás sin ira  y reírse Kanye West interrumpiendo su discurso de aceptación del Grammy.

Y lo cuenta ahora:

“Sí, no lo sé. Es el negocio de la música. Estás caminando directamente al centro de todo: es un circo.Nos reíamos Kanye y yo de eso. Había cenado con Kanye después de que pasara lo de los Grammys y apareció Morning Phase en el restaurante donde estabamos y  detuvo la conversación y dijo:” ¿Qué es esto? Esto es bueno. “.  En última instancia, Kanye me hizo saber que le gustaba el disco”.

Arroyoblanos  sobre la gira con Bono y los miembros  de U2.

-Fue una gran experiencia, el público no podía  ser más cálido. Fue interesante porque había un sentimiento más elevado de personas apasionadas por estar allí y querer participar de la música.Bono  y su equipo son increíblemente amables, atentos, cálidos y generosos, y las puertas están abiertas si quieres pasar el rato y participar de una juega con ellos. Todos están trabajando duro y hay mucha conmoción, pero todo es muy tranquilo y muy amable. Para una máquina tan grande era sorprendente lo humano, abierto y relajado que era.

-Para bien o para mal, estoy involucrado en todo . No soy más que un artista práctico en todos los sentidos.Tengo muchas personas con talento y músicos con los que puedo trabajar. Al igual que Greg Kurstin, que escribió y produjo el disco conmigo, ahora es un productor legendario. Greg estuvo de gira conmigo hace 15 años y hemos estado juntos en bandas durante años. Quería hacer un disco con el espíritu del equipo de composición. Cuanto más miro hacia atrás, mis canciones favoritas son de bandas que tenían dos grandes compositores en ellas. Estaba con Gregg tratando  de crear  eso para mí.

El último álbum Morning Phase ganó el Grammy. ¿Cómo se puede superar eso?

– Escribimos las canciones entre el  2013/14, así que mi idea en ese momento era hacer un disco  muy bueno que  tenía mucha luz y sentimiento positivo. Llevaba muchos años haciendo música mucho más experimental, abstracta, más oscura y más animada.Ahora trataba de encontrar la luz.

-Supongo que mucho ha cambiado durante ese tiempo, particularmente,  en Estados Unidos. ¿Este disco refleja el cambio? refleja?

-Realmente , no. Estas canciones ya estaban en maqueta , mucho antes de la apariciçón de Trump y de los desafortunados eventos y tragedias, es un momento realmente tumultuoso. Pero no creo que estas canciones reflejen eso en absoluto. Este es solo el disco que quería hacer hace cinco años. No es una reacción a nada.

-¿Es un alivio ahora que por fín ha salido? 

-Más como un colapso. Como la meta en el maratón. ¡No puedo sentir mis piernas! Pero he estado haciendo malabarismos con muchas cosas. Hemos estado de gira constantemente. He estado colaborando con The Chemicals and Flume y ayudando a otras personas a escribir. Trabajé en los discos Pink y Lady Gaga. Toda clase de cosas. Como hice una cosa de caridad con McCartney. Ha sido un período asombroso en el que estas oportunidades están surgiendo, así que he estado intentando hacer malabares con él, pero mantengo mi atención en mi disco.

¿Cuáles son sus sentimientos ahora mirando hacia atrás en ‘esa' noche de los Grammy  en 2015?

-Fue una mezcla de sorpresa y asombro. Para mí, la alegría fue ver felices  a todas las personas con las que he trabajado durante tanto tiempo y que todos puedan compartir esta victoria; los músicos que tocaron  conmigo todos estos años, los ingenieros que he pasado 15,000 horas tratando de encontrar este sonido inalcanzable.Luego, externamente, hubo un circo de los medios y las cosas que Kanye decía y los fanáticos de Beyonce que estaban enojados. Pero es como: ‘¿Qué esperabas?'.  Ya sabes, es el negocio de la música. . Esto es  un circo.

Kanye West y Taylor Swift
-Finalmente, que piensas sobre los recientes tiroteos trágicos en un festival de música en Las Vegas.?. –  Como músico puedes ponerte allí en el escenario y es horrible. Cualquiera de estos tiroteos, ya sea en un concierto o en un aeropuerto, es lamentablemente trágico. Es absolutamente terrorifico  el mundo en el que vivimos y tienes que seguir viviendo y comprometerte.