El gran Ennio Morriconne

Me alegro mucho por Ennio Morricone y Bjork. Esta tarde reciben el Nobel de la música, que no es otra cosa que el Polar Music Prize.

Para el romano Morricone, desde el Oscar o este Nobel de la música, llega demasiado tarde. Hace más de cuarenta años, que sigue siendo el mejor compositor de películas vivo. Unico, maravilloso.

Tiene 81 años. Es romano, amante del fútbol, de la Roma y ahora sigue una larga gira con su “sinfonietta” romana. Lo que más me llamó la atención es que sigue componiendo, sin piano, de memoria, directo al papel del pentagrama.

Bjork se encuentra en una difícil disyuntiva, porque a fuerza de cada vez ser más orginal, ha llegado a un punto remoto, en el limbo de la vanguardia. Pero ahí están su cuatro primeros álbumes, que tanto revolucionaron el nuevo modelo de hacer el pop, de música de vanguardia en general.

Pero a sus 44 años, todavía me impresiona como canta Fletta, un tema que canta a duo en el nuevo álbum de Antony and the Johnsons.

Para celebrar el premio, la maravillosa Robyn, la nueva gran esrella sueca, ha realizado una impresionante versión de ‘Hyperballad', de Bjork.

Abajo, lo puedes escuchar: