Como Dean Martín, el día de Navidad moría James Brown de una neumonía. Tenía 73 años. El padrino del soul era extraordinario.