Decía Mick Jagger que quizá era el mejor cantante del mundo. El caso es que hemos perdido este año al gran Ben E. King.