Eminem ha ganado una importante batalla legal a Universal records. Un juez de Los Angeles ha dictado sentencia en la que Universal y el sello Aftermath records tienen que pagar a mejor precio todas las bajadas en Internet (iTunes, Spootify…,e tc)  del artista Eminem y se obliga también a indemnizarle con al menos un millón y medio de dólares.

El problema es siempre el “royaltie” que aplican las compañías, el mínimo, como si fueran en rebajas, o temas descatalogados, en cuanto que un tema no es vendido físicamente.

Miles de artistas en el mundo reclaman en estos momentos un nuevo tipo de royaltie para las bajadas de Internet, porque el mundo ha cambiado.

Los últimos en demandar a sus compañías han sido Toto a Sony, Temptations a la Tamla Motown, y otros artistas como Peter Frampton, Kenny Rogers y Public Enemy.