Los compradores de discos ingleses, que no los piratas, saben perfectamente lo que es bueno. Emile Sandé con su soberbio álbum de debut, Our version of events, se ha disparado al número uno de los díscos más vendidos del Reino Unido.

Ha vendido algo más de cien mil copias y, por supuesto, le ha quitado el numero uno a , cuyo fenómeno se desinfla como un globo de fiesta de colegio.

Bueno, en la lista no es extraño que Adele esté todavía en el número tres, pero otro de nuestro recomendados, el flamenco australiano es el numero cuatro con su último album. PLASTICOS  Y DECIBELIOS los bendice.

Me alegro mucho por esos dos álbumes, porque son formidables.