Durante casi cuatro décadas, los seguidores de Elvis Presley han ido en  procesión solemne en su mansión de Graceland durante la vigilia anual para recordar su muerte sin pagar un solo centavo.

Este año, en el 40 aniversario del fallecimiento del rey rock, les costará 28,75 dólares. Para muchos, un robo a mano armada.

Los visitantes que planean asistir a la vigilia a partir del martes por la noche hasta el miércoles en la madrugada deben adquirir un pase con el fin de poder subir por el largo camino de acceso y visitar las tumbas en las que están enterrados Elvis y algunos de sus parientes,Con el pase también se tendrá acceso al nuevo complejo de entretenimiento de 45 millones de dólares en la atracción turística de Memphis.

Unos cuantos fans de Elvis hicieron el viaje a Graceland el año en que murió, y lo han seguido haciendo desde entonces. Graceland dice que cada año llegan en promedio 500.000 visitantes, y tan sólo para la vigilia de este se prevé que asistan entre 30.000 y 50.000.

El cobro sorprendió a los aficionados que no lo contemplaron cuando hicieron planes para venir a la Semana de Elvis. Algunos despotricaron en redes sociales y dijeron que no vendrían a otra vigilia.