Freddie y Elton, en los viejos tiempos

Cuatro millones de dólares le ha sacado Robert Barnett, el abogado de en Washington, a la editorial Little, Brown por un libro que ya está escrito y que lleva el título Love is the Cure: Ending the Global AIDS Epidemic, que aparecerá en el mes de julio. Un libro sobre el Sida.

Nadie da cuatro millones  por hablar sólo del Sida. Está claro que le han dado esa cantidad, como se la dieron a Keith Richards, por contar memorias tácitas y escandalosas.

Richards insultó en sus memorias a Mick Jagger. Contó cosas que no debió de contar en su Life e hizo incluso apología de ser un drogadicto, lo que me pareció el colmo.

Parece ser que en el contrato, Elton John se obliga a contar memorias personales. Elton John no ha tenido más remedio que advertir que escribirá sobre su maravilloso amigo .

Elton siempre ha dicho que él es alguien con mucha suerte. Que Freddie se acostó con muchos chicos  con los que él mismo se había acostado. Sin embargo, Fredie murió hace veinte años por culpa del Sida y a Elton John nunca le ocurrió nada.

Las memorias de los artistas de rock me parecen una desvergüenza. Es otra manera de sacar dinero, ahora que los royalties son pocos por culpa del derrumbe de la industria discográfica. Y cuentan lo que cuentan, lo que les interesa. Nunca la verdad.