Han pasado cuarenta años de la gira de Elton John por Rusia. Todo ahora parece tan «naif».