asegura que la gente está equivocada, que no es el “hombre tranquilo” que tienen en la retina los “hooligans” de los . Una vez me dijo que es Mick Jagger, el “guay”, el tranquilo. En ocasiones, le ha llamado a Mick, “mister Smoothy” por su elegancia, su distinción ante el arte. Charlie, magnífico batería, incontestable amante de Charlie Parker, asegura que tiene un carácter muy difícil.

article-0-026681FF00000578-962_468x571

Se ha contado en repetidas ocasiones la famosa noche en que a Mick Jagger  le dieron un par de “whiskies”, cuando lo que suele beber es agua y naranjada. Borracho como una cuba , a “smoothy” se le ocurrió llamar a la habitación de Charlie , a mitad de la noche. ”¿Donde está mi batería?”. Charlie le colgó el teléfono. Se vistió con su traje impecable , como casi siempre, se limpió incluso los zapatos, bajó hacia la suite de Mick y, al abrirle este la puerta, Charlie le metió un tremendo puñetazo. Jagger saltó por los aires. Charlie se acercó y le dijo: “No se te ocurra jamás llamarme tu puto batería, porque tu eres mi jodido cantante”. 

Era justo a mediados de los años ochenta, cuando Charlie tenía problemas con su esposa Shirley y con la bebida y con el caballo…. El batería si que era el puto drogadicto del grupo, más que Keith, más que Ronnie, que sólo se dedicaban a beber como cosacos. Shirley le salvó . Charlie viajo hacia una clínica para drogadictos y se redimió.

De todos modos, el mayor susto en la vida de Charlie fue hace ahora diez años. En el año 2004 le diagnosticaron un cáncer en la garganta. A Charlie le entró el pánico de la muerte. Tenía 63 años y un pasado estrepitoso. 

Shirley le ayudó muchísimo. En aquella época vivía muy  cerca  del hospital Marsden. Así que por la mañana iba andando a quimioterapia. Resistía los cinco minutos de tratamiento y volvía a casa para meterse en la cama. A los pocos meses, el pequeño bulto en la garganta había desaparecido.

Charlie vive ahora en Dolton. Vive con docenas de perros y cría caballos árabes . Se ha convertido en lo que dicen en Inglaterra, un “horse breeder”. Algunos de sus caballos valen una fortuna. 

Por supuesto, también tiene acciones en los diversos negocios de los Rolling Stones y es el director artístico del grupo para el reseño de  los escenarios y el diseño del “merchandasing” , como camisetas, polos, etc.. 

No mucha gente sabe que ha publicado nueve álbumes de jazz . Normalmente como la Charlie Watts Band. Recomiendo “Form One Charlie” de comienzos de los años noventa. Es un disco elegante, como el mismísimo “gentleman” Charlie Watts.