Este es el nuevo tema estrella del grupo neoyorkino de electro pop, Zambri. Entramos en un mundo poligonal.