La extraordinaria vuelta de Nightwatchman, el portavoz de una izquierda realmente comprometida.