Ahora se comprenden muchas cosas del recién publicado último álbum de . La estrella negra de portada, los atosigantes, densos, vídeos, el propio título… “BlackStar”, queda así como un testamento en toda regla de alguien que sabía que sus últimos días estaban cerca. Bowie lo sabía todo, y nosotros no sabíamos nada.