EL TOSTON DE BRUCE SPRINGSTEEN

Vaya por delante mi respeto más profundo por la figura de . Pero una vez más se confirma que los caprichos de los gigantes, las circunstancias y su insconsciente deseo por agradar provocan el efecto tan deplorable que emerge de  la simple escucha de su nuevo album, que aparecerá más o menos dentro de un mes.
Titulado "Working opn a dream" ,practicamente es un compromiso personal de Springsteen con Baracka Obama, al que apoyó hasta el límite, en el complicado ejercicio de las elecciones. Pero ni  la canción precisamente escrita para Obama ni tampoco su single más racional que es "My lucky day" nos llevan a un Springsteen efervescente. Más bien a todo lo contrario.
Por si fuera poco, nos mete un tema tan incontrolable como es "Outlaw Pete" ,que durante nada menos que  ocho minutos nos mete en una aburrida coctelera. Hay otro tema que se llama como el "ringismo", Tomorrow never knows". No dice nada. y,probablemente, cuando se vuelve más insconsciente, es más interesante como en " of the supermarke", pero la tónica es disuasoria.
Es imposible que en tan poco tiempo y con tantos temas le de tiempo a ensamblar unas pocas canciones interesantes. Imposible. Es como si hubiera querido huir de su pasado perfeccionismo. Una pena. Un grave error.
Abajo, el clip de "My lucky day"