Bowie en 1972 cuando su estrella comenzó a brillar con fulgor, después de haber firmado unos cuantos discos más que apreciables. “Starman” fue uno de los cortes más populares de su monumetal “The Decline & Fall Of Ziggy Stardust and The Spiders From Mars”, uno de sus primeros trabajos en torno a la distopía o utopía negativa. Le precedió “The Man Who Sold The World”, álbum oscuro y desquiciado y culminó esta etapa (sus años glam rock) “Diamond Dogs”.