https://youtu.be/WHcXaJq6FHg

La gran capacidad norteamericana para el espectáculo superó los problemas para aunar tres estilos tan diferentes. la cuota de música negra también se superó con la presencia de Beyonce y la «semi-latina» con Bruno Mars. Todo para bien.