EL PROLIJO NEIL YOUNG

Llegados a una edad, las manías se multiplican como hongos. Mientras que a Bob Dylan le ha dado por actuar constantemente en un gira que nunca acaba, a Neil Young le ha dado por publicar albumes como si fueran semanarios.
He estado contando los albumes en la discografía del canadiense. Este hace el numero 34, sin contar las recopilaciones o los "grandes éxitos".
Pero es que además con Buffallo Springfield hizo 3, con Crosby, Stills y Nash, otros 5 y con la banda de Stephen Stills,otro.

Es decir, que son 43 albumes en 44 años. Casi nos sale a un album por cada año, con la inconsistencia de que como en los ochenta y los noventa a Neil Young no le gustaba nada el CD, no quería hacerlos y publicó bastante poco. Aún así.
Este último "Fork in the road" no me preguntes si es mejor o peor que otros. Es que a estas alturas los oigo todos bastante parecidos. Bueno, hay una melodía de esas que llegan a todos  y que se llama "Just singing a song".
Pero  que Neil Young posea un Ford Lincoln Continetal, modelo del 59, uno de maravillosa colección y quiera hacerlo ahora electétrico por cuestiones de ecología,no creo que se transforme en un tema para completar y manifestarse en  todo un album. Me parece excesivo.
Y muy malo si pones este album al lado de " After the gold rush" o "Harvest". Se te pone un nundo en la garganta de mucho sentimiento.
Abajo, el clip de "Fork in the road".