NME

Ya informamos en PYD a mitad de agosto que la copia original del primer contrato discográfico firmado por los Beatles salía a subasta en septiembre. Este sábado 19, Heritage Auctions de Nueva York ha confirmado que un comprador anónimo pagó 60, 365 libras esterlinas por el mismo (en realidad, bastante menos de lo que se esperaba).

Ese fue el primer contrato que firmó el grupo, cuando Ringo Starr no era todavía el batería de los Beatles. Las firmas son de John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Pete Best, con motivo del célebre single “My Bonnie”, uno de los temas que grabaron en Hamburgo acompañando al solista Tony Sheridan, y la razón principal por la que Brian Epstein reparó en ellos al convertirse en un sencillo muy solicitado por fans del rock de Liverpool en su tienda de discos NEMS.

La pieza pertenecía a la familia de Uwe Blaschke, un historiador alemán de los Fab Four que falleció en 2010.

De aquellas sesiones también salieron, entre otras, “Ain´t She Sweet”, un viejo estándar “rockeado” cantado por John Lennon, y el instrumental “Cry For a Shadow”, quizá la única composición firmada al alimón por Lennon y Harrison (abajo vídeos).

Y ahora va a ser también subastado por Sotherby's Rock and Pop, el primer contrato de management de los Beatles, el firmado por Brian Epstein. Podría alcanzar las 250.000 libras a finales de este año.

El contrato se acordó a pesar de que Paul McCartney molestó a Epstein al llegar a la reunión tarde mientras estaba tomando un baño, y en el que algunos de los padres de los Beatles tuvieron que intervenir porque eran demasiado jóvenes para firmar ellos.